jueves, 4 de agosto de 2011

... una Peregrina V.

18. Julio. 2011


Hoy nos hemos levantado a las 06:30 con la intención de salir temprano, pero al final no hemos echado a andar hasta las 08:00 más o menos. No sé cómo podemos tardar tanto por las mañanas... Ayer Fermín y Anita me convencieron de que debía disfrutar del Camino, ir tranquila y parándome a hacer todas las fotos que quisiera. A noche reservamos en el Albergue Benito para ir con más calma y esta mañana hemos mandado mi mochila con todas las cosas que pesaban. Hoy hemos llegado hasta Palas de Rei. La etapa ha sido de 25 Km.


El Camino sigue siendo precioso. El paisaje ha cambiado, muchas de las montañas se han transformado en prados verdes que se extendían en ocasiones hasta el horizonte.



A la salida, mientras fotografiaba un candado en un puente como si estuviésemos en Roma, dos risas muy sinceras y contagiosas detrás de mí han llamado mi atención. Eran Davide y Gabriella, dos italianos con una energía alucinante. Más tarde, íbamos cantando nuestra canción del Camino cuando hemos alcanzado a la mujer de pelo blanco contenta de oírnos cantar. Le hemos dicho que escuchase atentamente la letra, le ha encantado.


Candado en el puente a la salida de Portomarín. 

Nos hemos juntado con Patricia y su familia, Sebastian e Irene. Con ellos vamos hablando y llevamos un ritmo más rápido. Ha empezado a llover poco a poco, pero cada vez más fuerte. Como yo no tenía mi mochila, Sebastian me ha dejado su chubasquero. Hemos parado en distintos sitios donde hemos aprovechado para grabar, hablar en inglés, comer o para que Patricia me volviese a quitar el dolor del tendón y curase las ampollas de Alberto. 










Alberto y María B. han cogido mucho más ritmo y nos han dejado atrás. Mientras los demás nos hemos quedado hablando todo el rato con Irene y Sebastian. Éste último nos ha contado la leyenda de “las cuatro puertas del Camino”, me ha encantado y me parece muy cierta...

En el Camino de Santiago encontramos cuatro puertas... La primera es la física. Se encuentra allá en donde empiezas, podríamos considerar Roncesvalles. En ese momento todo el cuerpo te duele y te sientes muy cansado. La segunda es la de la mente. Se encuentra en la zona de Castilla o en aquellos momentos en los que te encuentras solo. Los largos campos de trigo interminables, la soledad, la monotonía... Te hacen pensar demasiado y preguntarte muchas cosas. La tercera es la del corazón. Se encuentra a la entrada de Galicia. En ese punto conoces a muchísima gente, haces amigos que te apoyan en todo momento, la felicidad y el buen humor reinan en todas partes. Por último, la cuarta es la espiritual. Es la que te hace sentirte pleno y se encuentra, como no, en la Catedral de Santiago de Compostela.

Me ha hecho mucha gracia el momento en el que María V. se me acerca y me dice bajito que cree que Patricia es el Apóstol reencarnado. Había estado hablando con ella y estaba alucinada. Le ha contado que ha trabajado en la NASA (el sueño de María), que pinta y escribe... Nos ha dicho que lo importante es tener los ojos abiertos y estar predispuestos a aprender cosas de todos. Es muy inteligente.

Pequeños detalles que hacen aún más especial el Camino.                                    

Sobre las 15:30 hemos llegado al albergue. María B. y Alberto estaban esperándonos en la puerta y Anita y Fermin estaban comiendo dentro (siempre me hace ilusión verles). No había sitio para Sebastian e Irene así que han decidido seguir un poco más hasta el siguiente pueblo. Espero que eso no haga que no les volvamos a ver...

Después de hacer la compra y terminar de comer a las 17:30 hemos decidido echarnos un rato, pues estábamos bastante cansados. En la habitación hemos conocido a Belén, una mujer muy amable y simpática de Guadalajara.

Una hora después yo me he despertado y, como todos seguían durmiendo, me he duchado y he bajado al comedor a hablar con la gente. Me he sentado con un hombre que había llegado hasta aquí saliendo de …. en tan sólo 18 días. Me ha enseñado cientos de fotos y me ha relatado su viaje. Poco después un chico rubito se ha unido a la conversación. Se llama Joan y tiene un año menos que nosotros. Ha salido solo desde Sarria buscando alejarse un poco de la gran ciudad.

Como he visto que se hacía tarde y que ninguno de estos dormilones bajaba, he subido a buscarles. María V. estaba cosiendo ampollas a todos y vendando los pies. Casi acaban con el esparadrapo de Belén. Después de cenar todos juntos nos hemos acostado, eso sí, no sin antes habernos puesto los tapones.


Primera fresa de la temporada.

Es alucinante todo lo que puede aprender una persona en este camino.

8 comentarios:

  1. jajajaa que buena la ultima fotoo!
    se ve que estas disfrutando del camino, y aunque canse mucho andar, esa historia tenia mucha razon, en lo de la mente, lo espiritual... quiza te ayude a encontrarte cntigo misma.
    Ya contaras mas cosaaas! unbsso!

    ResponderEliminar
  2. Jo, que increíble!
    La verdad, es que con la vida que llevo, debería hacer ese camino, seguro que me encontraría a mi misma. Conocería a muchísima gente y sería un viaje inolvidable. Espero hacer ese camino alguna vez en mi vida!

    Gracias por relatarnos tu historia, a mi me está encantando :)

    un besito!

    ResponderEliminar
  3. Aprendo mucho leyéndote. Es increíble las vivencias que se esconden en el Camino. Alucinante todo lo que relatas. La cercanía que reina entre los peregrinas, la amabilidad, las buenas acciones y ayuda entre unos y otros. Es como una gran familia!

    Y la foto de la fresa, jajaja, me encanta. Y el título que le has puesto.

    Quiero seguir descubriendo el Camino de mano de tus relatos.

    Un beso enorme y fuerte.

    ResponderEliminar
  4. xiniiita!!
    como me gusta leer todo lo que escribes del CAMINO, en cuanto nos veamos quiero que me cuentes todo, todo y todo!! =)
    un bsazo inéh!

    ResponderEliminar
  5. Hola,preciosas letras desnudan la intrínsica belleza de este blog,si te va la palabra elegida, la poesía, te espero en el mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos numantinos....

    ResponderEliminar
  6. Seguro que tiene que ser una experiencia increible, y la cual vale mucho la pena

    ResponderEliminar
  7. El dia en el que publicaste esta entrada me di cuenta de muchas cosas, cosas que tu me has en señado, como a valorar a las personas que me rodean, a ser menos negativo y a disfrutar de lo buenos momentos, con todo esto quiero darte las gracias por estos tres años a mi lado, te quiero mucho "PRINCESA"

    ResponderEliminar
  8. menuda experiencia jeje me gusta mucho tu forma de escribir y esta entrada en si jeje espero que vaya bien te sigo bonita:)

    ResponderEliminar