sábado, 31 de diciembre de 2011

... Ellas.

Despertó al ALBA. Tenía la ventana abierta, el aire movía las finas cortinas de seda blanca y podía escuchar todos los SONIdos de la naturaleza que le rodeaba. Le gustaba la tranquilidad que le trasmitía esa gran y antigua casona en medio de la nada. Se levantó, se lavó la cara con el agua CRIStalina y fría que bajaba de la cumbre de la montaña y comenzó a cepillar su larga y lisa mELENA. Cada mañana miraba aquella foto que se encontraba sobre su tocador. Salían todas ellas dos años atrás, en el mismo lugar y con unas sonrisas grandes y sinceras en sus caras.

Había atravesado una situación bastante INEStable. Su vida había cambiado considerablemente en los últimos meses y sin embargo ellas seguían ahí, como siempre, sin permitir que el tiempo hiciese mella en su amistad. Mientras las contemplaba veía las cosas mas CLARAs. Se daba cuenta de lo mucho que se querían. Sus niñas. Nueve pequeños desastres que sin darse cuenta le habían ayudado a lo largo de su vida de una manera BÁRBARA.

En aquellos momentos, en los que todo cambiaba de un día a otro, tenía la certeza de una cosa. La más importante. Siempre las aMARÍA.


¡Feliz año mis chicas!
¡Feliz año a todos!

jueves, 22 de diciembre de 2011

... Un mundo de dos.

Abandonaron las botellas de Ron barato en el salón. Él cogió su mano y recorrieron la casa a oscuras hasta llegar a la habitación. Levantaron rápidamente el edredón y se abrazaron bajo las sábanas de franela para tratar de entrar en calor.

(…)

Los besos no cesaban, sus labios no se cansaban, querían aprovechar el tiempo que por fin tenían y que tanto habían esperado y soñado. A ella le gustaba sentirlo entre sus brazos, acariciar su espalda y mirarlo... Mirar su cara con los ojos cerrados tratando de adivinar lo que imagina, mirar esos ojos que le miran directos a los suyos, mirar esa gran sonrisa, sincera y divertida. Mientras tanto... Besos. Unos labios que recorren esos dos cuerpos, abandonados el uno al otro y perdidos en su mundo. Dos niños jugando a ser adultos. Dos adultos jugando a ser niños. Bajo un edredón que los protege y aísla del frío exterior. En esa cama, en esa habitación, en esa casa nadie duerme hasta que sale el sol. Un mundo al revés, sin reglas ni prohibiciones, donde el ritmo y el paso del tiempo no los marca un apresurado reloj. Un mundo en el que solo existen ellos. Su mundo.



Tic - Tac

martes, 13 de diciembre de 2011

viernes, 2 de diciembre de 2011

... Un toque de canela.

LA VIDA ESTÁ LLENA DE AROMAS...

Mi abuelo siempre decía que la palabra GASTRONOMÍA contiene la palabra ASTRONOMÍA...



- Pimienta es caliente y quema...
- El Sol.
- El Sol, y dime... El Astro Sol, ¿Qué es lo que ve el Sol?
- Lo ve todo.
- Exacto, por eso la pimienta va bien con todas las comidas. Luego tenemos a Mercurio, también caliente y después a Venus...
- Canela.
- Venus era la más bella de las mujeres, por esa razón la canela es a la vez dulce y amarga, como todas las mujeres. (Ambos sonríen). Luego viene la Tierra, donde estamos nosotros. ¿Qué tenemos en la tierra?
- En la tierra tenemos vida.
- Mmm en la tierra hay vida, pero la vida no esta ahí sin más, no hay vida así como así. (Sonríen) ¿Qué se necesita para la vida?
- Alimento.
- ¿Y qué es lo que hace más sabroso el alimento?
- La sal
- La sal. La vida también necesita sal, los alimentos y la vida necesitan sal para ser más sabrosos...

Que aproveche :)

jueves, 1 de diciembre de 2011

... Escribir.


Coge la pluma, cierra los ojos y comienza a escribir... De nuevo esa sensación, recuerda cuánto le gustaba y cuánto la ha echado de menos. Su mano de desliza y realiza delicadamente el trazo de cada letra. Una lágrima consigue escapar y recorre lentamente su mejilla mientras todos sus sentimientos afloran de nuevo.



Han cambiado tantas cosas desde la última vez que cogió esa delicada pluma... Se siente extraña. Reflexiona. Pero realmente agradecida...

GRACIAS

domingo, 4 de septiembre de 2011

... una Peregrina VI.

19.Julio.2011

Hoy nos despertamos a las 06:00 y salimos a las 07:15. La etapa de hoy hasta Arzúa ha sido de 29 Km. Como era tan larga anoche decidimos ir tranquilos y reservar en el próximo albergue, el Don Quijote.

Echamos a andar con Belén, la mujer que conocimos ayer y que nos impresionó. Salimos tan animados que en el primer cruce nos equivocamos de dirección por ir haciendo el tonto y sin mirar las flechas. Muy pronto llegamos al hito que marcaba la entrada en la provincia de A Coruña, donde nos paramos para hacernos algunas fotos con Belén. Después ella nos ha preguntado que si nos importaba salir en la prensa, sorprendidos le decimos que ¡claro que no!, y ella nos cuenta su historia. Fue un placer compartir y escuchar...

Belén acaba de superar un cáncer de mama; transmite una gran fuerza y energía. Durante el difícil tratamiento dijo que cuando se curase haría el Camino de Santiago y que contaría su historia a las demás mujeres para infundirles ánimo y valentía.
Al salir de Méndez Álvaro la entrevistaron unos periodistas, al igual que sucederá cuando regrese; está en contacto con la prensa y hoy mismo ha concedido una entrevista en la radio durante la etapa . Y aquí está ahora; recuperada, marcando un buen ritmo, cantando con nosotros y rodeada de un grupo de chavales que la escuchan y admiran. Su pelo rojo, su marcha, su risa y simpatía nos impacta, aquí no existe la edad.


Llevábamos 9 Km sin parar cuando nos encontramos con Patricia y su familia, Irene y Sebastián. Nos alegramos muchísimo de encontrarnos ya que nos habíamos separado. Continuamos el Camino esta vez cantando canciones del colegio, lo que ha hecho que Alberto alucine. De esta forma nos distraemos y dejamos de mirar los kilómetros que van pasando. Hoy me ha dejado de doler el tendón, pero ahora me duele la rodilla derecha.











Al llegar a un pueblecito nos encontramos con Anita y Fermín en un bar. Les convencemos de que llegasen esta noche hasta Arzúa prometiéndoles un poco de fiesta. Aprovechamos para sacar la cámara y entrevistarles juntos con unos americanos e italianos (o eso he creído entender).

Al llegar a Melide hacemos la compra y después de descansar y de hacer un poco el tonto con la bolsa-mochila de la compra, echamos a andar. Melide es un pueblo famoso por su delicioso pulpo a la gallega (que no hemos probado) y que además cuenta con la puerta que aparece en los billetes de 10 euros y en nuestras fotos.










A la salida del pueblo coincidimos con un grupo de cordobeses mayores que iban cantando con unas voces preciosas, lo que nos ha hecho pensar que se trataba de un coro (pero no estamos seguros). Me han cantado la de “Inés Inés Inesita Inés” con voz de ópera como digo yo y nos han hecho aligerar mucho el paso. Al separarnos vamos con más energía y disfrutando de todo lo que nos rodea. Hoy he decidido hacer el Camino por Ana, mi hermana.

A la hora de comer nos paramos en un merendero en medio del campo y hemos preparado unos súper bocadillos. Hemos intentado ir al baño en el campo. Alberto y yo nos hemos colado en una pradera con pinchos a buscar un lugar apropiado, pero claro como es lógico no encontramos muchos sitios oportunos. Finalmente sólo lo han logrado los de siempre (¡Vaya con los primos! Ejem....). Como esta situación se iba alargando cada vez más, María B. ha tenido la brillante idea de beber agua no potable para que nos diese diarrea. Entre tonterías y risas continuamos cuando nos alcanza el grupo de Patricia, Sebastián e Irene.


Cuando ya nos quedaban pocos kilómetros me he unido a Jaime y a Anita que llevaban un ritmo muy rápido. Hemos ido hablando mucho rato y me he enterado de que Fermín y Anita se habían enfadado. Mientras los demás se han quedado atrás, llegamos a Arzúa con un grupo de chicas muy simpáticas de Salamanca, sobre las 05:15. En el Albergue estaba Fermín esperándonos. Me he llevado una sorpresa al encontrarme a Joan en la litera justo de al lado. María B. y Alberto se han quedado tirados en la calle tomando el sol.

En el albergue he estado hablando con la parejita, están muy enfadados y no saben si marcharse, son unos cabezotas porque los dos me han dicho que se echaban de menos durante el camino. Después de poner una lavadora, hemos pasado toda la tarde descansando tirados en el pasillo, haciéndonos masajes y hablando con Joan.

Mientras cenábamos nos hemos enterado de que Alberto de mayor quiere ser astillero, sí, sí... esos que trabajan con bombas...


Me encanta la gente del Camino.

domingo, 28 de agosto de 2011

... Recuerdo.

Sé que estáis juntos. Sé que voláis libres.
Sé que sois felices.
Sé que estáis ahí. Sé que nos cuidáis.


Un año sin vosotros.
Os echo de menos chicos.
Siempre en mi corazón... Luis y Damián.

jueves, 4 de agosto de 2011

... una Peregrina V.

18. Julio. 2011


Hoy nos hemos levantado a las 06:30 con la intención de salir temprano, pero al final no hemos echado a andar hasta las 08:00 más o menos. No sé cómo podemos tardar tanto por las mañanas... Ayer Fermín y Anita me convencieron de que debía disfrutar del Camino, ir tranquila y parándome a hacer todas las fotos que quisiera. A noche reservamos en el Albergue Benito para ir con más calma y esta mañana hemos mandado mi mochila con todas las cosas que pesaban. Hoy hemos llegado hasta Palas de Rei. La etapa ha sido de 25 Km.


El Camino sigue siendo precioso. El paisaje ha cambiado, muchas de las montañas se han transformado en prados verdes que se extendían en ocasiones hasta el horizonte.



A la salida, mientras fotografiaba un candado en un puente como si estuviésemos en Roma, dos risas muy sinceras y contagiosas detrás de mí han llamado mi atención. Eran Davide y Gabriella, dos italianos con una energía alucinante. Más tarde, íbamos cantando nuestra canción del Camino cuando hemos alcanzado a la mujer de pelo blanco contenta de oírnos cantar. Le hemos dicho que escuchase atentamente la letra, le ha encantado.


Candado en el puente a la salida de Portomarín. 

Nos hemos juntado con Patricia y su familia, Sebastian e Irene. Con ellos vamos hablando y llevamos un ritmo más rápido. Ha empezado a llover poco a poco, pero cada vez más fuerte. Como yo no tenía mi mochila, Sebastian me ha dejado su chubasquero. Hemos parado en distintos sitios donde hemos aprovechado para grabar, hablar en inglés, comer o para que Patricia me volviese a quitar el dolor del tendón y curase las ampollas de Alberto. 










Alberto y María B. han cogido mucho más ritmo y nos han dejado atrás. Mientras los demás nos hemos quedado hablando todo el rato con Irene y Sebastian. Éste último nos ha contado la leyenda de “las cuatro puertas del Camino”, me ha encantado y me parece muy cierta...

En el Camino de Santiago encontramos cuatro puertas... La primera es la física. Se encuentra allá en donde empiezas, podríamos considerar Roncesvalles. En ese momento todo el cuerpo te duele y te sientes muy cansado. La segunda es la de la mente. Se encuentra en la zona de Castilla o en aquellos momentos en los que te encuentras solo. Los largos campos de trigo interminables, la soledad, la monotonía... Te hacen pensar demasiado y preguntarte muchas cosas. La tercera es la del corazón. Se encuentra a la entrada de Galicia. En ese punto conoces a muchísima gente, haces amigos que te apoyan en todo momento, la felicidad y el buen humor reinan en todas partes. Por último, la cuarta es la espiritual. Es la que te hace sentirte pleno y se encuentra, como no, en la Catedral de Santiago de Compostela.

Me ha hecho mucha gracia el momento en el que María V. se me acerca y me dice bajito que cree que Patricia es el Apóstol reencarnado. Había estado hablando con ella y estaba alucinada. Le ha contado que ha trabajado en la NASA (el sueño de María), que pinta y escribe... Nos ha dicho que lo importante es tener los ojos abiertos y estar predispuestos a aprender cosas de todos. Es muy inteligente.

Pequeños detalles que hacen aún más especial el Camino.                                    

Sobre las 15:30 hemos llegado al albergue. María B. y Alberto estaban esperándonos en la puerta y Anita y Fermin estaban comiendo dentro (siempre me hace ilusión verles). No había sitio para Sebastian e Irene así que han decidido seguir un poco más hasta el siguiente pueblo. Espero que eso no haga que no les volvamos a ver...

Después de hacer la compra y terminar de comer a las 17:30 hemos decidido echarnos un rato, pues estábamos bastante cansados. En la habitación hemos conocido a Belén, una mujer muy amable y simpática de Guadalajara.

Una hora después yo me he despertado y, como todos seguían durmiendo, me he duchado y he bajado al comedor a hablar con la gente. Me he sentado con un hombre que había llegado hasta aquí saliendo de …. en tan sólo 18 días. Me ha enseñado cientos de fotos y me ha relatado su viaje. Poco después un chico rubito se ha unido a la conversación. Se llama Joan y tiene un año menos que nosotros. Ha salido solo desde Sarria buscando alejarse un poco de la gran ciudad.

Como he visto que se hacía tarde y que ninguno de estos dormilones bajaba, he subido a buscarles. María V. estaba cosiendo ampollas a todos y vendando los pies. Casi acaban con el esparadrapo de Belén. Después de cenar todos juntos nos hemos acostado, eso sí, no sin antes habernos puesto los tapones.


Primera fresa de la temporada.

Es alucinante todo lo que puede aprender una persona en este camino.

domingo, 31 de julio de 2011

... una Peregrina IV.

17. Julio. 2011

Hoy hemos echado a andar a las 08:00. Pensábamos madrugar mucho más, pero al final en la habitación no se ha despertado nadie, ¡Somos una panda de dormilones!

Salimos hacia Portomarin. La etapa de hoy ha constado de unos 22 Km. Los primeros los hemos pasado haciendo el tonto. Nuestro delirio nos ha llevado a acabar cantando “Sé lo que hicisteis” de Melendi y grabando a tres manos. Un francés muy decidido se ha colocado delante de la cámara para contarnos su largo viaje. Caminamos repletos de felicidad, con muchísima energía. El buen tiempo nos ha acompañado, permitiendo incluso al sol brillar de vez en cuando.

Hemos decidido que nuestra canción del Camino es la de “No te rindas”, de Álex Ubago. Ha sido muy bonito el pararnos a escuchar la letra y lograr relacionar los versos con la experiencia del Camino que estamos viviendo. Se nos han puesto los pelos de punta a la vez que se nos han cargado las pilas.


A los 15 Km el tendón de mi pie izquierdo ha empezado a dolerme mucho, cada vez más. Me he ido quedando atrás, lo que me ha permitido hablar con más gente. Es lo bueno del Camino, nunca te quedas solo. Mientras pensaba he decidido hacer la etapa de hoy por Toni.

El paisaje de hoy también ha sido precioso. El verde predominaba a ambos lados del Camino. Contentos hemos pasado la piedra que indicaba los 100 Km a Santiago y poco después Alberto, digno de ser de una gran ciudad, se ha subido en un tractor feliz, con la cara de un niño que encuentra algo extraño y sorprendente.


Los mejores compañeros del Camino.

Al final de la etapa nos hemos encontrado con Damián. En la entrada del pueblo nos han recibido el Río Miño atravesado por un gran puente y una gran escalinata. Encontramos sitio en el albergue en el que se alojan Damián y los suyos, el Ferramenteiro. Nos llevamos la grata sorpresa de encontrar en la puerta de éste sentados a Patricia con su familia y la parejita de Móstoles (que se llaman Fermín y Anita). Sebastian ha llegado después con Irene, una chica Colombiana que vive en Canadá de 24 años, de hacer la compra, ¡Parece que nos volvemos a encontrar todos!

Como he llegado cojeando Patricia me ha dicho que me sentase en una silla. Ha empezado a tantearme en distintos puntos del cuerpo, encontrando misteriosamente aquellos en los que el dolor se agudizaba. Le he preguntado que por qué me tocaba en la espalda y en el gemelo si realmente lo que a mí me dolía era el tendón del pie. Me ha dicho que todo el cuerpo se encuentra conectado y que el dolor que tenemos en un sitio posiblemente se haya producido en otro lugar. Era como si viese a través de mi piel y lograse seguir los tendones y los músculos que recorren mi pierna. Al final ha logrado quitarme el dolor. Después ha hecho lo mismo con Anita y su rodilla. Nos hemos quedado todos alucinando, como dice Fermín: ¡Jefa, usted es una Santa!

Me he quedado mucho rato hablando con todos ellos sobre el reiki, las manos y otras terapias. Me sorprende mucho el ambiente, pero me gusta un montón. Seguro que mi madre se sentiría muy cómoda aquí. Mientras tanto los demás se han ido a hacer la compra, y, como teníamos una súper cocina, Alberto y María V. han preparado unos huevos fritos y unos macarrones deliciosos.

Después de comer nos hemos tumbado un rato. Luego las Marías, Alberto y Jaime se han ido a la piscina municipal mientras que yo me he ido a meter los pies al río, como me han recomendado, para que me baje el hinchazón. Desde abajo podía ver a contraluz la llegada de los peregrinos con sus mochilas cruzando el puente. He conocido a dos pescadores mayores que me hablaban en galego y que me han ayudado a cruzar al centro del río. He estado mucho rato viendo cómo pescaban y haciendo fotos.


Panorámica del puente de Portomarín sobre O Miño.


He estado hablando con Fermín y Damián en el pasillo. Me ha gustado mucho que dijesen que ojalá nos sigamos encontrando todos en los albergues de las siguientes etapas. Por la noche, una vez duchados, hemos cenado pizza de microondas y nos hemos ido a la calle, donde hemos escuchado los chistes que contaban en otras mesas.

Nos vamos felices a la cama. El ambiente aquí es genial.

viernes, 29 de julio de 2011

... una Peregrina III.

16. Julio. 2011

Nuestro día ha empezado muy temprano, ¡Y tanto! No hemos podido dormir nada en el autobús. A las 06:00 llegamos a Piedrafita y 45 minutos después nos encontrabamos subidos en un curioso minibús con destino Triacastela. Digo curioso porque nos ha hecho sentir en Cuba y olvidar que no habíamos dormido gracias a la música regional, los baches de la carretera y los sombreros de paja de los peregrinos.

En Triacastela hemos entrado en el primer albergue que encontramos. Hemos conseguido sellarnos después del ataque de risa que nos ha entrado al ver a Alberto sellarse la mano. Allí hemos conocido a una pareja muy simpática de Móstoles que nos ha dado las primeras indicaciones. Cuando finalmente nos reunimos con María V. y su primo Jaime, echamos a andar por el camino corto, dirección San Xil.

Por la tarde nuestros vecinos de albergue nos han dicho que el itinerario que pasa por el Monasterio de Samos también merece la pena, ya que, como bien les indicó Heidi, podrían desviarse unos 4 Km para visitar un precioso pazo, “Lusío”.

Nosotros nunca conocimos a Heidi, pero al igual que a muchos otros nos impresionó su historia. Merece la pena contarla.

Heidi es una mujer suiza que salió de su país caminando hace más de 100 días. Cuando llegó a Santiago su marido viajó en avión hasta allí para celebrarlo junto a ella y después se volvió a marchar.  Continuó hasta “El fin del mundo”, Finisterre, y allí dio la vuelta. A día de hoy camina de vuelta a su país. No la conocí, pero me hace ilusión pensar que nos cruzamos con ella y que nos deseamos un Buen Camino.

Caminamos con los chubasqueros bajo una suave lluvia. El paisaje era alucinante, todo a nuestro alrededor era verde fundido en la niebla. Los árboles cubrian el camino creando mágicos túneles. Yo era la que llevaba un ritmo más lento, todo me llamaba la atención, a todo quería hacerle fotos, me quedaba atrás... En esos momentos me gustaba caminar en manga corta, dentro de la gran nube con los ojos cerrados y sentir cómo las gotitas chocaban contra mi cara. Fue ahí cuando decidí hacer la primera etapa por mis padres.


Telaraña con rocío..

Continuamente nos encontrábamos con gente que nos sonreía y nos deseaba un Buen Camino. Me encanta la sensación de sentir que todos nos movemos en el mismo sentido, unidos en un final común.

En una de nuestras paradas nos encontramos con Patricia una mujer Mexicana y su “hijo adoptivo del camino”, Sebastian, un chico Colombiano de 19 años que habían partido desde S. Jean Pied de Port. Escuchamos atentos todo lo que nos cuentan del camino. Sus caras derrochaban ilusión. Nos dijeron que por muy cansados que estuviésemos siempre habría algo que nos empujaría a levantarnos y a continuar nuestro camino. Nos alegró que Patricia valorase lo jóvenes que éramos, aunque a mí me impactó la valentía que tuvo Sebastian a la hora de echar a andar solo. Conocerles me motivó para terminar los últimos kilómetros de la etapa y para dar más sentido a mi viaje.

Finalmente, muy cansados, llegamos a Sarria  a las 13:30. Después de hacer la compra comimos un bocadillo gigante en la terraza del Albergue O Durmiñento. Las habitaciones eran de unas 14 camas en literas. Sobre las 18:00 llegaron nuestros vecinos. Un grupo de treintañeros que enseguida entablaron conversación con nosotros, eso sí, después de descubrir la verdadera identidad de Damián (ya sabía yo que me sonaba de algo). Damián es un chico rubio y dicharachero que nos reunió a todos en la terraza por la noche para deleitarnos con la terrorífica historia de Insidious. Sus dotes de actor, su voz, sus gestos, su arte... lograron cautivarnos a todos y meternos en el misterioso mundo de los sueños, los espiritus y la energía.

Nos fuimos a dormir felices por el intenso día vivido y ansiosos porque llegase el siguiente.



Paisaje fundido en la niebla.

jueves, 28 de julio de 2011

... una Peregrina II.

15. Julio. 2011

Llevamos bastante tiempo planeando el camino. Hemos repasado la lista de lo que hay que llevar miles de veces y nos hemos repartido las cosas. Yo me encargo de la vaselina y de la cámara de fotos. Todo está a punto.

Son las 22:00, en 2 horas y media cojo el autobús en Méndez Álvaro dirección Piedrafita con Alberto y María B. Estoy nerviosa, pero muchísimo más ilusionada. He decidido pararme a reflexionar un poco antes de salir. Cada día del Camino pediré por algo. A ver si funciona y todo sale bien.

Ya he colgado mi concha de peregrina en la mochila. Me hace ilusión, me hace sentir algo más que un simple viajero.

En Triacastela nos encontraremos con María V. y su primo (que aún no sé cómo se llama), y echaremos a andar a 135 Km de Santiago. En mi opinión somos un grupo bastante curioso, no sé, llevamos, por así decirlo, de todo un poco.

No sé que me encontraré en el Camino, no sé a quién conoceré, no sé si sufriré... Lo único que sé es que será una experiencia INOLVIDABLE.


Caos en Madrid antes de salir.


martes, 26 de julio de 2011

... una Peregrina I.

No sé cómo empezar a escribir. Aún sigo cegada por la belleza de esta experiencia. Hace 10 días eché andar con una mochila en la espalda, cuatro amigos y miles de ilusiones puestas en el Camino de Santiago.

Diez días después me ayuda a comenzar a escribir un nuevo amigo, un meigo capaz de hacer un conxuro que libre a nuestra alma de todos los males...

Sobre los caminos se dicen muchas cosas. Hay quien dice que no existen y que se hacen al andar. Que todos van a Roma y que todos tenemos el nuestro. Dicen que la recompensa está al final, pero que en él es donde aprenderás a apreciarla...

Anthony Naharrow.

Existen miles de leyendas maravillosas a cerca del Camino de Santiago. Leyendas que se han ido transmitiendo de forma oral a lo largo de los años y que han llegado a mis oídos en boca de distintos peregrinos que me han hecho sentir como una niña pequeña, ilusionada, emocionada... Que espera impaciente a que su madre le cuente el cuento de cada día.

Aquí comienza mi historia, mi manera de recordar y de agradecer a todas aquellas personas que me han acompañado, haciéndome un poquito más feliz a cada paso que daba...




Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante no hay camino,
se hace camino al andar.

(Antonio Machado)

lunes, 11 de julio de 2011

... Un día cualquiera.

Me encanta ir por la calle y apreciar pequeños detalles. Posiblemente muchos sean insignificantes para los demás, pero a mí me hacen sonreír en lo que podría ser un rutinario día.

El pasado viernes, mientras viajaba en Metro, me sucedió una de esas peculiares escenas. Un abuelito llevaba a su nieto de la mano. El pequeño llevaba bambas verdes pistacho, pantalón bermudas rojo y una camiseta blanca de quién podría ser su ídolo, Spiderman. El niño miraba asombrado la longitud del metro, el fluir de la gente... todo ante la mirada atenta de su abuelo. Me hacía gracia cómo el abuelo le llevaba de una ventanilla a otra para que viese las estaciones y los trenes que pasaban. Luego le sentó en sus rodillas. En Nuevos Ministerios bajamos los tres del vagón y echamos a andar por separado por esa grandísima estación. Mi sorpresa llegó mientras esperaba en otra línea y apareció la feliz pareja, como no, siempre de la mano. Creo que el pequeño también se dio cuenta de la coincidencia porque me sonrió al pasar por delante de mí. Se fueron alejando de mí hacia otro vagón, pero... ¡Qué demonios! ¿Me voy a perder esta escena?... Así que me apresure hacia su vagón antes de que el Metro cerrase sus puertas y allí me senté. Únicamente a mirar y a sonreír.



No sé quién iba más orgulloso de los dos, el abuelo o el nieto. Pero seguro es que ninguno quería soltar la mano del otro.

La escena me recordó a este video. Espero que os guste :)


jueves, 7 de julio de 2011

... Nach Scratch.

¿No crees lógico que

me obsesiones?

Pintar sonrisas en tu cara

la mayor de

mis pasiones.




TÚ.

miércoles, 6 de julio de 2011

... nostalgia.

Trato de ponerme a escribir, pero solo te tengo a ti en la cabeza. Una melodía lenta suena de fondo. Cierro los ojos buscando la inspiración. Nada. Únicamente me vienen a la mente los últimos días vividos a tu lado. Echo de menos tu perfume. Dunhill Desire. Echo de menos tus cosquillas, tus abrazos, tu risa... Echo de menos que te inventes las canciones y que quieras escuchar la misma una y mil veces. Echo de menos tus miradas penetrantes con tus preciosos ojos marrones. Echo de menos que me digas que me quieres con tan solo un gesto,una palabra, una mirada... Porque para nosotros es suficiente, no necesitamos nada más. Te echo de menos a ti. A ti. Ese chico tan gracioso capaz de hacerme sonreír en cualquier momento. A ti. Ese chico al que le gusta que le hagan cosquillitas en la espalda. A ti. Ese chico que cada noche me saca un peluche de la máquina. A ti. Ese chico que espera impaciente la llamada que le diga que he llegado bien a casa. A ti. Mi niño, mi principito...


No te fallaré, tenlo claro.

martes, 5 de julio de 2011

... felicidad.

Encuentra la FELICIDAD en los pequeños detalles 
que te regala la vida.




CREE EN ALGO TAN GRANDE COMO TÚ MISMO.

domingo, 26 de junio de 2011

... Click

Lo que la Naturaleza esconde I









Fotos realizadas por Inés del Sol durante dos días calurosos en Albuñol (Granada) y Los Siete Picos (Madrid).

jueves, 23 de junio de 2011

... Alice Sebold.

Una novela durísima y a la vez bellísima. En "Desde mi cielo", la autora estadounidense Alice Sebold nos introduce de lleno en la vida de Susie Salmon, una niña de 14 años que acaba de ser asesinada. La pequeña nos cuenta desde su nuevo hogar, el Cielo, cómo ve a su familia, a sus amigos, a sus vecinos y a su asesino. Presenta la dificultad que tienen los muertos de separarse de sus seres queridos y dejarlos en la Tierra. Amor, dolor, esperanza, sufrimiento, sangre, comienzo, apoyo, besos... Son palabras que definirían esta conmovedora obra. 

- Te quiero- dijo Samuel.
- Lo sé.
- No, quiero decir que te quiero y quiero casarme contigo, ¡y quiero vivir en esta casa!
- ¿Cómo?
- ¡Ya se ha acabado esa mierda de universidad odiosa!- Grito Samuel. La pequeña habitación absorvió de tal amnera su voz que en sus finas paredes apenas hubo eco.
- Para mí no- dijo mi hermana.
Samuel se levantó del suelo, donde había estado tumbado al lado de mi hermana, y se arrodilló delante de ella.
- Cásate conmigo.
- ¿Samuel?
- Estoy cansado de hacer siempre lo que está bien. Cásate conmigo y dejaré esta casa como nueva.
- ¿Y quién nos mantendrá?
- Nosotros- Dijo él-, como sea.
Ella se incorporó y se arrodilló frente a él. Estaban los  dos medio vestidos y empezaban a tener frío a medida que se disipaba su calor.
- De acuero.
- ¿De acuerdo?
- Creo que puedo- dijo mi hermana-. ¡Quiero decir que sí!
(...)
Ella lloraba, y él la abrazaba y la mecía contra él.